1. Lo primero que necesitas es planificación. Ni los usuarios ni las redes sociales descansan en agosto. Por eso, planea con tiempo lo que vas a hacer.

  2. Avisa a tus clientes de las vacaciones. Al igual que en cualquier establecimiento físico, en vacaciones ponen un cartelito en la puerta, lo mismo necesitas hacer en tu web. Incluye un banner con un slogan simpático para comunicar que por ejemplo: “nos vamos de vacaciones pero seguiremos leyendo tus correos” en la parte superior, o puedes comunicar el nuevo horario para la temporada estival si solo trabajáis de mañana.

  3. No olvides añadir un formulario para que te envíen consultas, avisando de que responderás más lento o en cuanto vuelvas.

  4. Si tienes una tienda online, y vas a organizarte para que los pedidos salgan solo un día a la semana, no olvides comunicárselo a tus clientes. O tal vez seas de los que quieren poner en pausa la venta online por vacaciones, no olvides avisar a tus clientes y desactiva la tienda online, pasándola a una vista de catálogo para mostrar tus productos pero sin dar la opción de comprarlos.Aquí te explicamos cómo hacerlo.

  5. Pon en marcha un concurso o sorteo. Aprovecha las Redes sociales. Cuando estamos de vacaciones tenemos más tiempo libre para publicar contenido en redes sociales y estamos más predispuestos a compartir con los demás lo que hacemos y los lugares que visitamos, así que ¿por qué no hacer un concurso para incentivar tus ventas? Aunque estés de vacaciones puedes preparar un concurso durante el verano en el que, tus clientes deban hacerse una foto en sus vacaciones mostrando uno de los productos de tu tienda online.

  6. Email marketing: a principios de verano informa a tu público de las ofertas y a finales, muéstrales las novedades de cara a la vuelta al nuevo curso.

  7. No dejes de lado la atención al cliente. Ante un comentario negativo o mala experiencia, actúa con rapidez y ofrece una solución. Aprovecha que el verano favorece el consumo, solicita opiniones positivas para tu proyecto o negocio y mejora de paso tu reputación online. Si lo prefieres puedes activar el chat para responder desde donde estés de vacaciones, siguiendo este webinar aprenderás fácilmente a hacerlo.

  8. No olvides actualizar tu teléfono de contacto o desviar por ejemplo las llamadas al móvil , y por favor, no te olvides de actualizar:
    • Tus horarios en Google My Business, te sorprenderías de las personas que te buscan en esta plataforma antes de planificar una visita. O en tus RRSS.
    • También avisa en las redes sociales, son el canal más directo con tus clientes. Aprovéchalo para informarles de las novedades en tu horario. Además, así podrás recibir su feedback y canalizar alguna posible queja que pueda surgir antes de irte.
    • Y no olvides configurar la respuesta automática de tu correo electrónico profesional si no vas a responder a los correos electrónicos durante algunos días.
  9. Si eres de los que trabaja en vacaciones, puedes programar noticias o publicaciones para tu web y tus redes sociales para los próximos meses. También puedes dedicarle unas horas al día a mejorar tu tienda online para que, cuando llegue septiembre y tu competencia empiece a realizar cambios y mejoras tras las vacaciones ¡ya les lleves ventaja!
    También puedes ir preparando una landing page especial para los próximos eventos o promociones. Sigue este videotutorial para aprender a hacerlo