El vídeo marketing es una herramienta de marketing online que se basa en el uso del vídeo como estrategia de posicionamiento. Este tipo de contenido es ideal para conseguir conectar con los usuarios de una manera rápida, directa y emocional y para enganchar a las nuevas generaciones. Los usuarios de hoy quieren consumir contenidos cuando ellos quieren, donde ellos quieren y de la forma más gráfica y sensorial posible. Puedes utilizar vídeo social, vídeos “compartibles” diseñados para ser difundidos en las RRSS.

¿Por qué utilizarlos? Mejorarán tus ventas y el ROI o retorno de inversión.

  • Los vídeos se comparten 1200% más que los links y los textos (sumando ambos) y logran, una mayor conexión emocional con el consumidor.
  • El vídeo es más recordado por los usuarios, ayudando a que se reconozca más tu marca.
  • Los vídeos ayudan al 90% de los usuarios a tomar sus decisiones de compra, e incrementan la intención de realizar una compra online en más de un 64%. Si vas a comprar una prenda de ropa ¿no te ayudaría a decirte verla en movimiento? y ¿un coche? Todos los concesionarios lo saben.
  • Si creamos un buen vídeo conseguiremos que los usuarios lo vean por completo, ganando tiempo de visita, algo que valora enormemente Google a la hora de posicionar una página.

Es una tendencia clave.

  • El consumo de vídeos de YouTube ha aumentado un 50% respecto al año pasado. De media, vemos 40 minutos de vídeos en YouTube cada vez que entramos.
  • Se prevee que en 2021 el tráfico de datos móvil se multiplicará por 7 gracias a los vídeos.
  • Y cada vez accedemos más a contenidos de este tipo desde nuestros dispositivos móviles.

¿Dónde debes compartir tus vídeos?

  • Por supuesto, en tu sitio web.
  • Sin duda la plataforma referente a nivel mundial es YouTube.
  • Y los vídeos de unos 3 minutos son los más populares.
  • También puedes compartirlos en tus redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter pero para estas plataformas haz vídeos más cortos, de unos 30 segundos si quieres ser popular.

Nuestros consejos son:

  • Haz vídeos que les guste compartir a tus usuarios.
  • Busca contenido emotivo.
  • Optimiza tus vídeos, si los subes a YouTube, completa la descripción y las palabras claves, y si puedes, realiza la transcripción, pues mucha gente ve los vídeos sin sonido.
  • Para YouTube utiliza vídeos de unos 3 minutos, y para RRSS de unos 30 segundos.
  • Comparte tu historia, utiliza la creatividad para ganarte a tu audiencia.
  • Tu cliente debe ser el protagonista. Recuerda aplicar lo aprendido en el post anterior sobre la propuesta de valor: no vendes un producto, sino un beneficio o solución a su problema.
  • Engancha a tu audiencia en los primeros segundos para que se queden hasta el final.
  • Utiliza el estilo de tu marca, tus valores y personalidad para reforzar tu marca.