Con la socialización de las técnicas de SEO las palabras clave o keywords han adquirido una inmerecida fama de galimatías. En este post te demostraremos que, lejos de ser una herramienta de uso complejo, las keywords requieren más del uso de nuestra intuición que de complejas fórmulas o códigos.

¡Empecemos!

Lo primero que deberías saber es que no todas las palabras clave son iguales y, por lo tanto, sirven a objetivos distintos.

Elegiremos el tipo de palabra clave que vamos a usar en base a nuestro objetivo y a nuestro grado de asentamiento online.

1. Fase de exploración de nuestro target o de presentación de nuestro producto: Optaremos por palabras clave genéricas, que nos permitan alcanzar a un gran número de personas, logrando interesar con nuestro contenido o producto a la mayor cantidad posible de ellas.

En esta primera fase, el objetivo principal no debe ser la conversión del usuario en nuestra página sino su aterrizaje en ella. Que nos conozca y navegue por la web.

**2. Proceso de filtración de público **para quedarnos con aquel que realiza acciones en nuestra página, iremos especificando paulatinamente las keywords (uso de keywords semigenéricas) hasta llegar a una concreción más ajustada con palabras clave específicas que identifiquen a nuestro producto o servicio totalmente.

*IMPORTANTE:

El número de keywords a utilizar no es una ciencia exacta. Debemos escoger qué queremos resaltar y utilizar una gama de palabras que solo se refieran a ese producto o característica.

  • Ejemplo: Tenemos una quesería y en nuestras descripciones añadimos las keywords queso barato, mejores quesos, queso de toledo, queso de oveja, queso… No es buena idea. Será mejor que no utilices tantas keywords y que resaltes los términos de búsqueda que crees que tus clientes pueden introducir en el buscador para llegar a tus productos (uno por uno y de forma independiente)

Hay que introducir alguna de las keywords (nuestra “keyword estrella”, nuestro “caballo ganador” para esa url concreta) en los Alt de las imágenes y en el título y descripción meta.

Tipos de keywords:

Palabras clave genéricas o heads:

Este tipo de keyword tiene una competencia muy alta y resulta difícil competir con ellas porque son palabras muy utilizadas.

Las keywords genéricas son estupendas para encontrar el tipo de usuario que te visita más y al que quieres proyectarte. Representan alrededor del 20% del tráfico a tu página y, su uso moderado puede atraer mucho tráfico a nuestra web.

Ejemplos de heads serían cámaras digitales, restaurante chino, seguros de coche, abrigos, etc.

Palabras clave semigenéricas o middle tail:

Las middle tail son keywords “más afinadas”. Permiten a quien las usa filtrar o encauzar un poco más a sus usuarios.

Ejemplos de middle tail serían cámaras digitales compactas, restaurante chino barato, seguros de coche para furgoneta, abrigos de niño, etc.

Estas keywords tienen mayor posibilidad de conversión que las anteriores y la competencia no es tan elevada como en las palabras genéricas.

Generan tráfico de mayor calidad porque el usuario las utiliza durante su proceso de comparación y selección.

Palabras de cola larga o long tail:

Cuando la búsqueda se realiza con estas palabras clave, el usuario ya tiene bastante claro lo que busca y las posibilidades de conversión son elevadas. En este punto entra algo de lo que ya hemos hablado en posts anteriores, que es la necesidad de crear un nombre y una descripción de nuestro sitio web lo suficientemente atractivos como para que el usuario se incline por nuestra oferta.

Ejemplos: restaurante chino tradicional barato en Gijón, comprar abrigo azul de pana para niño, seguros de coche para furgoneta con descuento para empresas, etc.

Las long tail tienen un porcentaje de competencia mínimo, así que nos permite captar un tráfico de muy alta calidad. Aún así, las long tail no son una garantía inmediata de éxito. Como te habrás dado cuenta, las posibilidades de combinaciones de palabras son enormes. Este pequeño problema solo puede solucionarse de una manera: probando.

Las analíticas de nuestra web reflejan con detalle el tráfico que esta genera. Con su ayuda podremos tantear la efectividad de nuestras keywords. Recuerda consultar en Ayuda Panel cómo vincular tu web a la propiedad en Analytics que tengas habilitada.