Activa tu cuenta > Selecciona suscripción > Tienda online y realiza el seguimiento de los procesos de compra sin finalizar de los usuarios de tu tienda online desde Tienda online > Carritos abandonados.

En Ajustes > Carritos abandonados puedes activar el envío de notificaciones automáticas a los usuarios que iniciaron el proceso de compra pero no lo finalizaron.

Un abandono de carrito se produce cuando en una tienda online un usuario introduce productos en la cesta pero a la hora de pagar, se marcha. Deja el carrito lleno pero no finaliza la compra.

En Carritos abandonados verás los pedidos que tus clientes tienen sin finalizar. Esta sección te servirá para revisar los productos ya que si alguno aparece recurrente en estos carritos podrás revisarlo por si existe algún error y siempre podrás notificar a tus clientes si lo deseas de que tienen un pedido sin finalizar. El stock del producto que está en esos carritos está retenido, es decir, tienes que eliminarlos para liberar ese stock. Siempre que el cliente haya introducido sus datos de compra, es decir, si solo le falta pagar pero ya tienes todos sus datos o si ya es un cliente recurrente de tu tienda online. Puedes notificar al cliente las veces que quieras, antes de eliminar el carrito. Es tan sencillo como pulsar sobre los tres puntitos de opciones y seleccionar enviar notificación.

De hecho desde Ajustes > Tienda online > Carritos abandonados, puedes activar que se envíe una notificación automática a tus clientes cuando dejen un carrito abandonado, después del periódo de tiempo que selecciones entre 1 hora, 6 horas, 12 horas o 24 horas.

¿Por que se producen?

  • Costes inesperados (muchos clientes esperan que los gastos envío sean gratuitos).
  • Solo estaban navegando.
  • Encontraron un precio mejor.
  • El precio total es demasiado caro.
  • Simplemente decidió no comprar.
  • Las opciones de envío le parecen inadecuadas.

¿Cómo evitar que abandonen los carritos?

Los errores más repetidos en tiendas online suelen ser:

  • Cobrar los gastos de envío: si puedes, intenta mantener los gastos de envío gratis. Es preferible que cobres un pelín más caros los productos que añadirle al usuario una cantidad inesperada a la hora de pagar.
  • Obligar a registrarse al usuario. A lo mejor quiere comparte una única vez en la vida, o no le interesan tus ofertas o no quiere que le envíes emails con artículos de tu blog. No le obligues a NADA. Si haces bien todo lo demás, volverá solito a registrarse.
  • Ofreces pocas opciones de pago: no hace falta que parezcas un banco, pero ofrecer tarjeta de crédito y paypal no está de más.
  • No hay facilidades para las devoluciones: depende del producto, pero si se trata de ropa o zapatos, deja bien claro cómo podrán devolver el producto y si tiene coste.